Cosas que me hubiera gustado saber antes de hacer el transiberiano

De todo en esta vida se aprende, y desde luego hay momentos en que te hubiera gustado saber cosas por adelantado para realizar este viaje y que sin lugar a dudas aplicaré si algún día vuelvo a hacerlo. Aquí algunas ideas para futuros viajeros realizando este viaje.

Es mejor viajar de Este a Oeste ya que no viajan tanta gente en ese sentido y es más fácil conseguir billetes. Pensad que mucha gente que viaja lo hace desde Europa y la forma más fácil para ellos es ir a Moscú o San Petersburgo y desde ahí ir a China o a Vladivostok y coger un vuelo de vuelta a sus países.

Los meses de verano son los más complicados para viajar en dirección Oeste Este ya que los billetes se acaban de forma muy rápida, en especial en el cruce de bordes.

Pagar a una agencia para que te gestione el viaje siempre ha sido caro, pero en este caso a lo largo de mi viaje he visto cantidades absurdas que alguna gente ha pagado. Como 3000 euros por organizar el viaje incluyendo solo los billetes del tren y alojamiento, para una semana, sin incluir billetes de avión o pensión completa… Es casi el doble que nos costó a nosotros y sin incluir los billetes.

¿Cara sorprendida?

¿Cara sorprendida? Mi primera comida en Mongolia

Si viajas con otra persona sin importar en la clase que viajes, siempre es mejor reservar un asiento superior y uno inferior, que dos superiores o dos inferiores. El motivo, es que de esta forma siempre podréis tumbaros si queréis los dos o sentaros, mientras que de la otra forma dependeréis de otras personas. En los vagones de tercera clase es mejor coger los números del  7 al 31 para evitar estar al lado de las puertas que se suelen convertir en zonas de niebla cerrada, después de un par de horas la gente fumando entre los vagones.

He viajado en segunda y en tercera clase y la que más he disfrutado ha sido la segunda.

Los cruces de frontera son siempre problemáticos en el sentido de conseguir transporte, si vas en verano y saliendo desde Moscú. Pero SIEMPRE hay una forma alternativa de cruzar la frontera. En el borde con Mongolia dispones de dos autobuses, uno el cual las entradas se venden por anticipado y otro que se venden el mismo día. Los dos salen a la misma hora, las 7, y del mismo sitio, al lado del teatro, cerca de la plaza con la cabeza de Lenin. Te podrán decir que el billete de autobús está agotado, pero ese es para el que se puede hacer reserva por adelantado, da igual vete al lugar y pregunta a alguno de los conductores. En caso alternativo, puedes coger un minibús al pueblo más cercano a la frontera, desde allí das un pequeño paseo al borde, como tienes que cruzarlo en algún vehículo, siempre puedes pedir a alguien que esté pasando que te lleve, incluso hay gente que te ofrece sin pedirlo, o alquilar un taxi para cruzar la frontera, una vez en el otro lado puedes tomar un minibús a tu siguiente destino. Obviamente también tienes el tren para cruzar la frontera, pero como comentaba aquí, tarda bastante y es más caro. En el cruce entre Mongolia y China, también tienes varias opciones: El tren hasta tu destino en China, un tren hasta la primera ciudad en China cruzando el borde(para este suele haber más sitio), y desde allí tomar otro tren, bus, minubús, taxi hasta Pekín; o minibús hasta el borde y vuelta a empezar como con el anterior cruce.

La gente por regla general en Rusia conducen bien y respetan los pasos de cebra, esto es verdad hasta que llegas a Irkutsk, donde tomar un minibús al lago Baikal, puede hacerte ver pasar tu vida por delante de tus ojos, excepto que estés acostumbrado a correr a tres veces por encima del límite de velocidad, en un minibús de la época comunista.

Adios Rusia. Hola Mongolia

Adios Rusia. Hola Mongolia. Cruce de fronteras

En Mongolia todo coche es un taxi, eso si, aseguraros confirmar el precio antes, incluso alguna gente ni quiere dinero.

En los mercados tradicionales chinos, ya sea de comida, de ropa o de lo que sea, tenéis que negociar el precio si no queréis pagar más de lo normal y aun así pagaréis más que una persona local.

Aprende algunas palabas básicas en los idiomas, no vas a ser capaz de aprender un idioma en tan poco tiempo, pero al menos aprende lo básico: Hola, si, no, gracias, por favor, cuanto, donde… Sacarás más de una sonrisa y podría facilitar que te trataran de forma diferente.

Paciencia, en algunos casos el autobús o medio de transporte no sale hasta que está lleno, lo cual puede ser en 5 minutos o en media hora, una hora…

Los semáforos en verde son solo recomendaciones, no te aventures a cruzar sin mirar por todos lados, si por todos lados aunque sea de sentido único. Las motos no conocen las normas de tráfico.

Detalle de la estación de trenes donde se puede apreciar la división entre Europa y Asia

Detalle de la estación de trenes donde se puede apreciar la división entre Europa y Asia

Pan azul, serpiente a la parrilla, leche de caballo, queso de yak… uhm porque no. Has viajado para experimentar algo nuevo, no les hagas mal gusto y prueba, te sorprenderás.  ¡Que rica que estaba la serpiente!

Los niveles de higiene no son los mismos a nivel mundial, tampoco es cuestión de volverse paranoico con que el plato no está totalmente limpio, o donde tienes que ir al baño o cosas similares. Recuerda que tu cuerpo tiene defensas suficientes para protegerse de las bacterias, pero tampoco te vuelvas un temerario ya que no estás acostumbrado a muchas cosas. Regla importante bebe siempre agua embotellada.

Entradas relacionadas:

Anuncios

3 comentarios en “Cosas que me hubiera gustado saber antes de hacer el transiberiano

  1. No me he podido resistir a dejar un comentario…
    A mi también me hubiera gustado saber:
    – Qué en parte de las estaciones de tren hay duchas públicas (previo pago), algo útil cuando duermes varias noches seguidas en el tren.
    – En el autobús que te cruza la frontera a Mongolia te ofrecen cambio de dinero.
    – Qué es más fácil comunicarse en Mongolia que en Rusia, en esta, una vez pasado San Petersburgo poco inglés se oye.
    – Qué en el lago Baikal poco hay que hacer.
    – Algo que si me lo dijeran no haría ni caso, pero si repitiera lo tendría claro: demasiadas noches de tren son mucho tiempo perdido, haría alguna y cogería un avión (en cuanto a dinero sale parecido).
    – Qué las olimpiadas nómadas en Ulan Bator son una pasada.
    – En lo que discrepo es en hacerlo al revés, creo que si después de China y Mongolia entras en Rusia, te va a parecer como volver a casa, todo muy light…

    Aquí dejo mi mapa (con sus comentarios), por si pudiera ayudar a alguien:
    Transmongoliano: https://www.google.com/maps/d/viewer?mid=zxWNDEfiDrGY.kCgT18g4H7P4&msa=0&ll=56.46249,63.632813&spn=52.11199,122.167969
    China (donde ya habíamos estado): https://www.google.com/maps/d/viewer?mid=zxWNDEfiDrGY.k5b9_3QR1M0Y&hl=es&ie=UTF8&msa=0&ll=32.212801,114.213867&spn=20.899123,33.310547&z=5

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s