Canal cocina: Ajoblanco

Hace poco publicaba la receta de gazpacho, aprovechando la temporada estival, pues bien hoy vamos a ver otra comida típica del verano y de los días cálidos que cada vez quedan menos, el ajo blanco. El ajo blanco es una sopa fría muy típica del sur de España. Como la mayoría de mis recetas esta es fácil y sencilla de hacer. Aunque como en muchos casos de las comidas que presento cada plato tiene su toque especial y forma de hacerlo. Así que aquí os presento el mío. Los ingredientes que vamos a necesitar son los siguientes:

Almendras peladas y el ajo usado para dos personas.

Almendras peladas y el ajo usado para dos personas.

  • Ajo, dos dientes por persona, o al gusto 😉
  • Pan duro (o ya pan rallado si no tenéis pan duro)
  • Almendras peladas
  • Aceite
  • Sal
  • Vinagre
  • Agua

Con un mortero, vamos machacando el ajo y las almendras, hasta tener una pasta homogénea. Si no disponemos de mortero, siempre podemos echar a mano una batidora o thermomix. A esta pasta añadimos el pan duro, y lo seguimos machacando o si ya teníamos el pan rallado, lo mezclamos un poco para que se integre en la pasta. Poco a poco vamos añadiendo el aceite de oliva, la sal y un poco de vinagre. Cuando ya tenemos todos los ingredientes mezclados añadimos el agua y lo mezclamos todo bien, hasta darle la consistencia que queramos, ya sea más líquida o más pastosa. Eso es a gusto del consumidor.

El ajoblanco es una sopa fría, así que lo dejaremos enfriar un poco antes de comerlo. Dependiendo de la zona de España que se haga suele ir acompañado de diferentes platos: como por ejemplo con una patata asada, en este caso, el ajoblanco se suele hacer más ligero y no espeso; en otras zonas se acompaña de cubos de melón, pedazos de jamón, o uvas de moscatel, entre otros muchos tipos de acompañamientos. Como decía al principio este es un plato que a pesar de tener unos mismos ingredientes básicos la gente lo suele hacer de forma diferente o de acompañarlo de forma diferente. En este caso he añadido un poco de huevo picado y unos chorritos extra de aceite de oliva virgen. Como el gazpacho, es bueno dejarlo enfriar y meterlo en la nevera por un rato, para así dejar que los sabores se combinen, y todos los ingredientes se enfríen para dar ese tono refrescante.

Ajoblanco presentación

Ajoblanco presentación

El ajo blanco es un plato muy refrescante en verano, la combinación de agua fría con las migas y el vinagre dan una sensación refrescante sin paragón de ahí que junto al gazpacho, el salmorejo y el ajo blanco son unos platos muy agradecidos cuando el sol comienza a apretar en los largos días de verano. Para comentar un hecho histórico las legiones romanas bebían para refrescarse vinagre bien rebajado con agua, ahí gente que incluso asegura que esta receta puede venir de época romana, aunque eso yo, ya se lo dejo a los historiadores. O lo que es lo mismo el muerto al hoyo y el vivo al bollo, o al ajo blanco para la ocasión.

 

 

Entradas relacionadas:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s