Canal cocina: “filloas saladas” con salmón

Las  filloas (en su nombre gallego) o crepes (cogido del francés) son un dulce muy rico ya sea como postre o como desayuna, se pueden presentar de muchas formas y acompañar de lo que tu quieras. Esta es la cara más conocida de este dulce, ahora bien otra opción que tenemos es hacer filloas “saladas” las cuales usaremos con otros ingredientes: carnes, pescados, verduras.

Hoy vamos a hacer una receta para chuparse los dedos de filloas rellenas con salmón. Si bien tarda su tiempo, están para chuparse los dedos.

Ingredientes: 

Preparación antes del relleno.

Preparación antes del relleno.

  • Leche
  • Harina
  • Huevos
  • Aceite
  • Mantequilla
  • Sal
  • Azúcar
  • Salmón
  • Lechuga
  • Pimiento
  • Cebolla
  • Apio

Empezamos preparando la masa para las filloas. Para eso cogeremos un vaso, para usarlo como medida, el cual lo llenaremos de harina y echaremos en un cuenco. Con el mismo vaso lo llenaremos de leche, la cual iremos vertiendo poco a poco en el cuenco, y añadiremos 1 vaso y medio de leche. Una vez que esté todo mezclado, batiremos un huevo, y lo echamos a la masa, mientras seguimos mezclando con la varilla.

Masa para las filloas

Masa para las filloas

Una vez que tengamos todo bien mezclados y sin grumos, cogeremos una sartén y pondremos un poco de aceite para que se caliente. Para las filloas dulces usamos mantequilla, pero en este caso y debido que usaremos aceite para el relleno, lo mejor es no mezclar estos dos sabores. Cuando el aceite ya esté caliente, ponemos con un cazo en la sartén la masa y la dejamos que se dore durante más o menos un minuto, pasado el tiempo le damos la vuelta para que se dore el otro lado.

Para el relleno, por una parte cocemos un par de huevos, los cuales reservaremos para el final. Limpiamos el salmón y lo cortamos en pedazos pequeños y lo freímos hasta que coja un color rosado. Por otra parte hacemos un sofrito con el pimiento, la cebolla y el apio. Todo cortado en pedazos pequeños. Una vez que el sofrito esté listo y sin quitarlo del fuego, añadiremos el salmón y lo freímos todo junto durante un par de minutos más y lo quitamos del fuego. Los huevos que teníamos cocidos, los pelamos y cortamos en dados para añadirlos a la mezcla anterior.

Para rellenar las filloas, lavamos las hojas de lechuga las cuales dejaremos secar un poco, para que no humedezcan demasiado las filloas, y las ponemos encima de las mismas, sobre la hoja de la lechuga pondremos el relleno, el cual esparciremos de forma proporcional, y enrollamos las filloas haciendo una especie de canelón. Repetimos el proceso con todas y ya están listas para servir.

Filloa con relleno de salmón ya preparada

Filloa con relleno de salmón ya preparada

También si quieres darles más sabor, puedes preparar una bechamel y en una bandeja poner todas las filloas rellenas y esparcir por encima la salsa, junto con algo de queso, lo ponemos en el horno para que se gratine la parte superior y tienes un plato de rechupete.

Por regla general suelo hacer suficientes filloas para tener como plato principal y como postre. Cuanta para cada comensal con dos o tres filloas como plato principal, y el resto lo puedes usar de postre. Así pues cuando tengas preparadas las “filloas saladas” con el resto de la masa, le puedes añadir tres cucharadas de azúcar y un pellizco de sal, y ponerlas en la sartén con mantequilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s