Viaja: País de la hospitalidad, Armenia

Si tuviera que definir Armenia con una palabra, la primera palabra que vendría a mi mente sería: hospitalidad. Esta tierra en medio del Caucaso, con su entorno hostil ha sabido desarrollar en todos sus siglos de historia una gran hospitalidad.DSC04050

Curiosamente también por motivos históricos tiene la mitad de sus bordes cerrados con sus vecinos; con Turquía debido al genocidio que el imperio Otomano realizó a principios del siglo XX y que el nuevo estado Turco no reconoce; y con Azerbaijan por problemas territoriales, los cuales tienen sus orígenes en la URSS con Stalin cuando dio parte de un territorio considerado Armenio bajo la administración Azerbaijí. Con la caída de la URSS estos siguieron administrando ese territorio lo cual sigue teniendo grandes problemas políticos entre los dos países.

Así pues para entrar a Armenia, sólo hay tres opciones, en avión a través de su aeropuerto internacional en Yerevan o por tierra a través de Georgia e Irán. De los cuales las mejores comunicaciones son con Georgia y menos problemas con el visado.

Para entrar en Armenia se necesita un visado el cual se hace automáticamente en la frontera o en el aeropuerto. Lo mejor es llevar dolares contigo, ya que el precio está en dolares de los visados, en caso de que lleves euros te pedirán la misma cantidad en euros, lo cual les favorece a ellos al cambio.

¿Porque visitar Armenia?

– Gastronomía: su comida llena de sabores y diferentes variedades y tipos de comida, no dejarán el paladar de nadie indiferente.

– El lago Seván: la perla del Caucaso, es el mayor lago del Caucaso y uno de los mayores lagos de alta montaña del mundo.

– Su historia: Armenia fue el primer reino en adaptar la cristiandad como religión oficial (esto lo oirás continuamente a lo largo de tu viaje por los locales), en su montaña histórica, Ararat (ahora en poder de los turcos) fue donde Noe “aparcó” el arca, su teatro, música, literatura, sus pequeñas iglesias desperdigadas por todo su territorio convirtiéndolo en un museo al aire libre.

– Naturaleza: Este país ofrece varios tipos climáticos que invitan a hacer senderismo, además de ser punto clave para la emigración de aves, que hace de este país un paraíso para los ornitólogos.

– Su gente: Te harán sentir como en casa.

¿Qué ver en Armenia?
DSC04130

La lista podría ser grande, pero así en breve sería: Erevan, el lago Sevan, monasterio Tatev, Echmiadzin, Parque nacional de Dilijan, Jermuk, Tsaghkadzor, Garni. De estos hablaré sólo de los que he visitado.

Erevan: La capital de Armenia, y mayor ciudad del país. Puntos interesantes para ver en Yereván son:

– la cascada (foto adjunta), en la cual se va a desarrollar un museo de arte moderno en lo alto de la misma, si subes a lo alto de la cascada tendrás una de las mejores vistas de la ciudad, además de ver el monumento a la “Madre Armenia”. Lo mejor es no perderse la vista de noche con la iluminación;

– la mezquita azul, es un templo musulmán que no está en uso y se conserva sólo como museo;

– Tsitsernakaberd, o mejor conocido como el museo del genocidio armenio, el cual fue perpetrado por el imperio otomano a principios del siglo XX, 1915, una visita que merece la pena sin lugar a dudas para entender la historia del pueblo armenio. De hecho la visita a dicho museo forma parte del protocolo y visitas oficiales de los dignatarios, personajes famosos como Jacques Chirac, Clinton, Juan Pablo II, Putin lo han visitado. El complejo se sitúa en otra colina de la ciudad, lo que permite tener una vista nada despreciable sobre la capital;

– Iglesia de San Gregorio el iluminador, la iglesia se construyo para conmemorar los 1700 años de la proclamación de la religión cristiana como religión estatal. Es la mayor iglesia armenia que existe y uno de los edificios religiosos más grande del Caucaso. Los restos de San Gregorio se han traido desde Italia para alojarlos en esta iglesia;

– Matenadaran, recoge una de las mayores colecciones de manuscritos y libros medievales a nivel mundial;

– Fortaleza de Erebuni o Arin Berd, el nombre de Erevan se deriva de esta fortaleza, esta fortaleza era una de las muchas que protegían uno de los bordes del reino Ururtu, convirtiéndose después en uno de los centros económicos, político y cultural más influyente en el reino. En la actualidad se pueden ver las ruinas de muchos de los edificios existentes;

– La plaza de la República, es la mayor de la ciudad y varios edificios importantes se sitúan entorno a ella, la galería nacional y el museo de historia, el ministerio de economía, el edificio del gobierno, el ministerio de transporte y comunicaciones, ministerio de asuntos exteriores y el hotel Mariott, donde se alojan los jefes de estado que visitan Armenia;

-Dermichian Arena, la forma de la cúpula la primera vez que la ves te hace recordar a la ópera de Sidney. Interesante edificio en términos arquitectónicos;

– El mercado central; El mejor sitio para aprovisionarte de comida fresca, lo mejor es ir paseando entre los puestos y los propios comerciantes te van ofreciendo comida para probar, así que después de varias vueltas ya has comido y gratis 😉 Eso si si tratas de comprar algo, algún avispado te hará pagar precios muy superiores a los normales, incluso en mi caso ocurrió que eran superiores a los de España;

– Mercado al aire libre en Aram y Buzand street, es un mercadillo con artesanías armenas y cosas de segunda mano además de ropa. Muy interesante;

– El teatro de la opera y ballet situado en el centro de la ciudad, al lado de un parque muy concurrido por los armenios en verano.DSC04221

Sevan: El mayor lago del Caucaso y segundo a nivel mundial entre los lagos de alta montaña. Alrededor del lago se sitúan varios pueblos y varios resortes turísticos ofreciendo diversidad de actividades acuáticas y de senderismo. Cerca del poblado del mismo nombre, Sevan, puedes encontrar el monasterio de Sevanabank, el cual anteriormente era una isla, pero debido a los drenajes del lago hechos durante el periodo comunista ahora la “isla” está unida por una península. En esta parte del lago están las playas más populares, además que el transporte es más fácil, ya que dispones de varios mashrutkas que van en dirección a Dilijan, pasando por Sevan. El lago no es precisamente caliente, tener en cuenta que está situado a más de 2000 metros de altura sobre el nivel del mar, así que es adecuado para el baño de los más valientes y menos frioleros.

Tsakhkadzor: La estación de esquí por excelencia de Armenia en invierno y un lugar de senderismo durante el verano. Esta área está cerca del lago Sevan, sólo tres kilometros. La ciudad en sí no tiene muchas cosas interesantes, excepto alguna que otra iglesia armena. En verano lo mejor es ir de senderismo y disfrutar de la naturaleza. En esta parte recuerdo de encontrar a unos pastores que desde lejos nos hacían señales para que nos acercáramos y cuando estábamos en su chabola nos invitaron a comer, trataban de tener alguna conversación con nosotros, pero ellos sólo hablaban armeno y casi nada de ruso, ni que decir otros idiomas. La familia fue muy encantadora, prueba de la hospitalidad de este país. Al irnos les dejamos también unos pequeños regalos, a cambio de su hospitalidad. Desde lo alto de la estación de esquí tienes unas vistas al valle que te quitarán la respiración, si no lo ha hecho antes la subida. Para alojarse en la zona o bien puedes acampar o si no dispones de un centro de congresos en la ciudad donde alojarse. Los precios son muy baratos.

Parque nacional de Dilijan: Si bien la zona central de Armenia alrededor de Erevan está más bien desprovistas de bosques en Dilijan pasa completamente lo contrario. Este parque nacional presume de frondosos bosques, riachuelos, de su famoso valle de las flores, interesantes acantilados para practicar escalada. Toda una belleza visual para los amantes de la naturaleza. Dilijan fue durante la época comunista un centro de reuniones de los altos dirigentes del partido comunista, “gracias” a esto la zona posee interesantes construcciones y muchos alojamientos donde hospedarse para realizar rutas de senderismo. En verano en Armenia se suelen alcanzar altas temperaturas, pero en este valle las temperaturas suelen ser bajas, incluso frías durante la noche y suele ser uno de los lugares donde se reúnen varios artistas de armenia para dar suelta a su creatividad musical y poética y refrescarse de las altas temperaturas.

En Dilijan también podrás ir a visitar el complejo de Haghartsin, del siglo X, el cual se continuo construyendo hasta el siglo XIV. El monasterio ha sido renovado recientemente. Una de las curiosidades que hay en el monasterio es un árbol situado en la parte norte el cual ha sido alcanzado dos veces por un rayo, dejando un agujero en el centro, el cual sigue con vida. Los armenios creen que si pasas por el agujero del árbol tendrás buena suerte y te purificarás.

Transporte

El transporte en Armenia está basado en la filosofía soviética de usar Marshrutkas para los desplazamientos como explicaba en la entrada del transiberiano, estos son unos pequeños autobuses, con rutas predeterminadas los cuales paran donde le indican la gente. Estos se suelen caracterizar porque muchas veces están llenos, pero esto da igual siempre hay sitio para meter una persona más aunque sea de pié. Aquí también notarás que la gente trata de dejarte sitio si hubiera posibilidad o si tienes que ir de pie se ofrecerán a sujetar cualquier cosa que tengas en tus manos o espalda para que vayas “más cómodo”. Tendrás suerte si el conductor habla inglés, pero el ruso está bastante extendido en el país, las nuevas generaciones ya suelen hablar más inglés aunque el ruso sigue siendo predominante aún y no sólo en adultos. El coste de este transporte es muy barato y es el mejor para viajar entre ciudades y por las ciudades. El tren que existe es principalmente de mercancías y no para por los sitios turísticos, así que tus opciones se limitan a: Marshrutkas, taxi o autostop el cual funciona muy bien, incluso la policía nos ayudó llevándonos a nuestra destinación.

ComidaDSC04066

Todo está delicioso, no recuerdo nada que no me gustara, toda la comida era deliciosa, productos frescos, deliciosos licores y vinos, frutos secos, lavash (el pan armenio)… De las comidas más curiosas que probé fueron las nueces confitadas, estas se cogen cuando están verdes aún, y se cuecen durante bastante tiempo con agua y azucar. El resultado es delicioso. También la comida que nos ofrecieron los pastores en las montañas con su comida casera, la mantequilla, carne seca, lavash recién hecho. Una delicia para los apasionados por la comida. Las opciones vegetarianas no son abundantes, pero siempre se consigue algo.

Artículos relacionados:

Viaja: Cesky Krumlov, República Checa

Páginas de una vida: Armenia

Preparando el transiberiano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s